Buscar

Caprichos de Pluma y Tinta

¿Me concedes este baile entre lineas?

Personal

Empezó
con un puedo besarte.
Quizá
hubo un prólogo antes,
de esos cargados de miradas indiscretas,
pero las indirectas
son mi asignatura pendiente.
No te vi venir
y no esperaba nada
que suele ser
cuando me salen las cosas al revés
y la ironía, con sus juegos,
las pone al derecho.
Seguimos
sin una sola conversación por Whatsapp
alejándonos de la normalidad
jugándonoslo todo a la variabilidad
de hacerlo personal.

Volver

Volví a escribir otra vez

sobre tí

y ya he llenado diez páginas

sobre mí.

Aunque no faltan

los ya familiares espacios en blanco

para ciertas sensaciones que tengo claro como empezaban

pero no sé todavía, o no quiero, acabarlas.

Me falta a penas una rima para terminar de articularlas.

Has dejado un hormigueo en mi piel

que ya no tengo claro que es

si tu caricias dejando huella

o mi propio impulso de fantasear con que te quedas

de inmortalizar un par de días

de no saber que mas hacer,

o es masturbarme,

o es escribir poesía.

Tres veces por minuto me muerdo el labio

cuando las palabras me brotan

para describir la sensación de tu boca.

También volví a leer poemas

y que putada, que solo me hablan de ti;

y me corroe la envidia

que me hace volver a escribir

sobre ti

para mi.

An englishman with an irish chin

El azar, que se ha reinventado y hoy en día tiene nombre de algoritmo, te trajo hasta mí.

Dos vidas tan separadas como las de dos extraños que se vuelven compañeros en un autobús de línea al que ni se suben ni se bajan en la misma parada. Pero el poco trayecto que tienen en común los empareja en asientos adjuntos durante a penas unos minutos.

Casi te pongo un posesivo en el título, pero me detuve a tiempo para ser fiel a mis principios.

Te acomodaste en mi vida por un rato y no sé si fue combustión o rozamiento, pero un fuego se encendió. Abandonamos el adjetivo extraños un instante y ha llegado tu parada; y arriesgándome a abusar de la metáfora te diré que eres de mis compañeros de viaje favoritos..

Tengo la piel de resaca de tu piel. Me torturo recordando tu contacto, al principio los dos fingimos que fue casualidad, que yo me sentara demasiado cerca fue casualidad, que mi pierna estuviera en contacto con la tuya cada dos minutos era casualidad, que me tocaras la pierna mientras hablábamos fue casualidad. Mi casualidad era con toda la intención, con premeditación y alevosía; y que gozo y que alegría cuando me confirmaste que bailabamos al mismo compás.

Desperté desnuda a tu lado con tus yemas queriendo redibujar mi cuerpo con todas sus esquinas, con trazos finos y, sobre todo, certeros. Aquella delicadeza me dejó sin aliento.

No fue sexo

tampoco fue amor

tú podías culpar al alchol

yo ya bebí la primera copa

con toda la intención.

Llevo días pensando en tu ofrenda en forma de taza de té a la mañana siguiente cuando yo todavía me resistía vestirme para dejarte el terreno libre. Más caricias. Ha sido una de las mejores vistas que he podido ofrecer a las paredes de mi cuarto.

Tú y yo

probablemente nunca va a suceder

y seguramente será lo que lo convierta en inolvidable.

After tasting a few lips

and thinking something was wrong with me

your mouth came around

and all I could think was: “That´s what I´m talking about.

Cuatro días contigo,

tres deseándote

dos durmiendo a tu lado

una semana deseando un segundo acto.

Mi victoria fue mi castigo

por volver a probarte

mi hambre de ti ha revivido

y sueño con Londres más veces de las que me atrevo a contar.

Encrucijada

Decían que era una elección

aquello de la felicidad

y me empecé a preguntar

si tendrían razón.

Yo podría elegir

quedarme así

sin pedir más

sin ansiar el mar

quedarme con la orilla,

solamente conocer las vistas.

Decir: ahora y ya

hasta aquí he de llegar

no necesito mas;

y me moriría de la rutina,

me ahogaría en la melancolía

hasta no poder rescatarme

ni yo misma.

O podría lanzarme

a un abismo de incertidumbre

a saborear las posibilidades

perdiendo el presente cierto

para apostar por un futuro abierto.

Porque en realidad,

una vez te moja el mar

la elección ya no es tal

pues quedarse

ya es conformarse.

 

Dragón

Nunca busqué una revolución

pero siempre me gustó revolucionar

por mi cuenta y sin reproches,

cadenas o condiciones.

Nunca te busqué

pero sucediste,

si me pongo metafórica,

diría que estallaste,

reventando expectativas.

Con interesantes aportaciones,

con argumentos acalorados,

en una de esas discusiones,

a las tantas de la madrugada

cuando parece que puedes con algo,

que puedes con todo

que puedes arreglar un mundo roto

usando un vaso como micrófono.

Buscaba una noche loca,

me habían prometido guitarra, alcohol y excesos

y aburrida de la rutina conformista

estaba dispuesta a todo ello.

Recuerdo adivinar palabras de tus labios,

entre decibelios demasiado altos,

justo antes de besarlos;

tu nombre significaba dragón

y te aseguro que incendiaste mi interior

Inconformista y viajero,

combinando ambas,

llegaste y te marchaste

y yo me mojaba

pensando en tu naturaleza revolucionaria

Ahora vuelves sin permiso

a mi cama,

en mis sueños,

arguméntale tú a mis ganas,

que era para una noche

y no hay secuelas ni reproches.

Cuentos de Marineda #5 Retos Lectura LiterUp

-Un libro que hable de la historia de tu ciudad-

Marineda es el nombre que la escritora Emilia Pardo Bazán le da a la ciudad de La Coruña. En Cuentos de Marineda (1892) se incluyen: La Dama Joven, Por el Arte, Morrion y Boina, Las Tapias del Camposanto, El Señor Doctoral, En el Nombre del Padre…, El Mechon Blanco, ¿Cobardia?, El Indulto y El Rizo del Nazareno.

3494083999

Seguir leyendo “Cuentos de Marineda #5 Retos Lectura LiterUp”

Desencuentro

Hoy me he despertado, sin querer, como ya es costumbre y al moverme he sentido el frio de las sabanas, la marca de tu ausencia. Me faltan tus buenos días con desayuno de besos en la cama incluido en el menú.

En el limbo del sueño le sonrío a tu recuerdo… El despertador insiste y me obliga a despedirte,  lo apago enfadada, que es mi estado natural por las mañanas, cargada con la ilógica razón de dirigir mi ira contra un objeto que he programado yo.

Me levanto bruscamente y voy a la ducha en un intento desesperado de despejarme de la ensoñación. Noto el agua caliente recorriendo mi piel y entre el vapor y la humedad vuelven a aparecer las sensaciones, las yemas de tus dedos asiendo mi cadera, tu respiración en mi cuello y los infinitos recorridos de tus labios. Basta, necesito centrarme, quizás con un chorro de agua fría… pero se queda en una vaga amenaza a mí misma.

Hoy es uno de esos días completos y llenos de nada, obligaciones vacías de ganas y horas por gastar donde se supone que debo estar, aunque mi imaginación discrepa y vuela, normalmente hacia ti. Te enredas en el hilo de mis pensamientos y aseguras los nudos con la promesa de permanecer.

El viejo y el mar #4 Retos LiterUp Lectura

-Azul, tu libro tiene que ser azul. En el tono que sea, pero que la portada sea de color azul

Dedicaré un poco de la entrada, al final, a hablar sobre el segundo cuento; proporcional a lo que ocupa en cantidad e importancia en el libro. Pero principalmente esta entrada tratará sobre el que le da nombre al libro. Así que comencemos por un pequeño resumen:

“En Cuba, un viejo pescador, ya en el crepúsculo de su vida pobre y sin suerte, cansado de regresar cada día sin pesca, emprende una última y arriesgada travesía. Cuando al fin logre dar con una gran pieza, tendrá que luchar contra ella denodadamente. Y en el regreso a puerto, con el acoso de los tiburones se convierte en una última prueba.”

Seguir leyendo “El viejo y el mar #4 Retos LiterUp Lectura”

Crónica del Rey Pasmado #3 Retos LiterUp Lectura

-Busca una novela divertida, desenfadada, una comedia-

Desde hace algún tiempo había querido introducir en mis lecturas libros recomendados por mi madre, ella fue quien me introdujo al mundo de la tinta, el papel y la imaginación pero llegó un punto en que por alguna razón libro que me recomendaba, libro que dejaba de atraerme. Así que no dudé el escoger como libro de comedia Crónica del Rey Pasmado que tantas veces me había recomendado con la razón que “te ríes a carcajadas con él”.

Sipnosis: Tras pasar una noche con Marfisa, la más hermosa cortesana de la villa, y admirar la belleza de su cuerpo, el Rey solicita ver a la Reina desnuda. El capricho y la aventura del monarca llegan a oídos del Gran Inquisidor, del Valido y de toda la corte. El Estado y un sector de la Iglesia, representado por el padre Villaescusa, se opondrán al deseo real ya que ven en él la causa de graves dificultades para el país. Pero el diabólico conde de la Peña Andrada y un jesuita, el padre Almeida, apoyarán al joven rey y harán todo lo posible para que los jóvenes esposos puedan encontrarse. Fuente: Planeta Lector

Seguir leyendo “Crónica del Rey Pasmado #3 Retos LiterUp Lectura”

Blog de WordPress.com.

Subir ↑